Guía de Viena

Inicio / Gastronomía / Recetas / Apfelstrudel

Apfelstrudel

El Apfelstrudel, típico postre de la cocina austriaca y del sur de Alemania, es un delicioso rollo de pasta filo, relleno de mazana, pasas, azúcar y canela, y servido, templado, acompañado de salsa de vainilla o nata.

Su origen parece remontarse a recetas bizantinas, armenias o turcas, siendo así una variante de los baklava orientales, los cuales, realizados también con pasta filo, se rellenan con frutos secos. Parece que los soldados jenízaros del Imperio turco, después de la conquista de Bizancio (1453) se dirigieron hacia Viena, a donde llevaron la receta de los baklava. Los vieneses transformarían y refinarían esta receta, sustituyendo los frutos secos por compota de manzana, y de ahí su receta se extendería por todo el Imperio Austro-húngaro.

  • Ingredientes:

- pasta filo (u hojaldre)
- ½ kg. manzanas granny, un poco ácidas
- ½ vaso azúcar
- ½ vaso de pasas
- 1 limón
- ½ vaso mantequilla derretida
- ½ vaso leche entera
- canela en polvo
- pan rallado
- ron (opcional)

  • Preparación:

Pelar las manzanas y cortarlas en dados no muy grandes (1 cm. de lado aprox.). En un bol, poner los dados de manzana, el azúcar (menos una cucharada que reservaremos para después), el zumo y la ralladura del limón y ½ cucharadita de canela en polvo, apretar un poco la manzana y dejar reposar media hora. Aparte, poner las pasas con un chorrito de ron, las cuales incorporaremos a la manzana después de la media hora de reposo.
Poner una cucharada de mantequilla en una sartén, fundirla y añadir la cucharada de azúcar que habíamos reservado y el pan rallado (mejor si es rallado en casa). Remover hasta que el pan comience a tostarse.
Poner la pasta filo (si es congelada, descongelarla desde la noche anterior en la parte alta del frigorífico) muy fina (cuanto más fina mejor) sobre un paño limpio. Espolvorear el pan sobre la pasta filo, sin llegar a los bordes, y poner encima la masa de manzanas con las pasas ya añadidas. Enrollar la pasta filo sobre sí misma, con la ayuda del paño, con cuidado de que no se rompa (cuando va cogiendo grosor puede enrollarse directamente con las manos). Cerrar los bordes sobre sí mismos para que no se salga el relleno, pintar el exterior del rollo con mantequilla fundida y colocarlo en una bandeja de horno previamente enharinada y engrasada con mantequilla. Meter al horno a 190º C durante una hora. Sacar y verter sobre el rollo el medio vaso de leche. Volver a meter al horno a la misma temperatura durante unos 10 minutos.
Para la salsa de vainilla: hervir ½ l. leche semidesnatada con una rama de vainilla, una cucharada de azúcar y una cucharada de maizena (para espesar). Darle vueltas sin parar hasta que coja el espesor deseado.
Cortar el rollo en porciones de unos tres dedos de ancho. Poner una porción de Apfelstrudel en un plato y, junto a ella, salsa de vainilla formando un “charquito”. También puede servirse acompañado de nata montada o helado de vainilla. El Apfelstrudel puede espolvorearse con azúcar glas. Servir todavía caliente.








Galeria fotográfica