Guía de Viena

Inicio / Programa cultural / Ópera / König Karotte, J. Offenbach

König Karotte, J. Offenbach

Jacques Offenbach es el padre y rey sin corona de la opereta. Sus talentos brillan con fuerza en la deliciosa interpretación en alemán de su clásico König Karotte (o Le Roi Carotte) sobre el escenario de la Ópera Popular de Viena. Ingenioso, alegórico y paródico, el libreto original en francés fue escrito por el gran Victorien Sardou, quien se inspiró en la historia alemana de E. T. A. Hoffmann. König Karotte vuelve a sus raíces germánicas y transporta al público a un mundo de cuento de hadas de intriga real, de magia y de disidencia política. No obstante, hay una trampa: algunos de los personajes principales son vegetales; pero el humor, sin embargo, es definitivamente omnívoro.

König Karotte, o El Rey Zanahoria en español, sigue los problemas del Príncipe Fridolin XXIV, un monarca que ha malgastado la fortuna del reino y que ahora busca casarse para adquirir otra riqueza. La princesa Cunégonde llega en el momento oportuno, y su romance parece despegar, hasta la repentina llegada del misterioso rey Zanahoria. Utilizando sus oscuros poderes mágicos, hechos aún más fuertes por la malvada bruja Coloquinte, el extraño recién llegado se burla de Fridolin delante de la corte real y de sus súbditos. Sólo la intervención de Robin-Luron, un hechicero bueno que no desea más que el bien, impide un linchamiento. El príncipe es expulsado y el rey Zanahoria sube al trono, flanqueado por su banda de hortalizas. ¿Encontrará Fridolin la manera de recuperar el poder y se convertirá en un jefe de estado mejor y más sabio?

König Karotte, hilarante “opéra-bouffe-féerie” de Offenbach fue estrenada el 15 de enero de 1872 en el Théâtre de la Gaîté de París bajo el título en francés Le Roi Carotte. Ya entonces obtuvo un gran éxito y sus reposiciones posteriores cosecharon mucha atención positiva y elogios. Ahora es el turno de la Volksoper Wien de producir esta brillante alegoría de los giros y vueltas de la vida política. Escrito originalmente cuando la Guerra franco-prusiana aún estaba en pleno apogeo, el incisivo texto de Sardou se burla de varias facciones políticas de Francia, exponiendo su falta de moral y su incapacidad para gobernar. La imagen de una banda de tubérculos usurpando el poder y complaciendo las exigencias de las masas nos choca aún hoy en día por su amargo realismo.